KOMA, RONDADORA Y BREW & ROLL, HEAVY METAL Y CERVEZA

ROCK Y CERVEZA

Desde los mismos orígenes del rock, este va indisolublemente unido a una bebida, un brebaje que se convierte en parte fundamental del ritual. Imaginad por un momento un festival de rock sin cerveza, ¿Podría llegarse a celebrar?. O mejor aún, pensad en un concierto en el que la cerveza deja de fluir. Lo siguiente solo podría ser caos, destrucción, marasmo, con hordas de melenudos vestidos de negro arrasando la sala,  proyectándose después en la ciudad y  que solo serían reducidas con ingentes cantidades de birra.

Así, no solo sirve como pócima en celebraciones metaleras, sino que también ha resultado útil compañera en labores creativas ( hay quien se  atreve a decir que a veces acompañada por otras sustancias…). Además, en la actualidad cada vez más bandas tienen su cerveza representativa, entrelazando más si cabe estos vínculos entre líquido y pentagrama.

Las tres patas del banco

En el mundo de la cerveza artesana, en multitud de ferias podemos encontrar buenos conciertos y viceversa, muchos festivales de rock y heavy cuentan con puestos de cerveza artesanal ya que saben los organizadores que hacen las delicias de sus fieles. Poco a poco se va cerrando el circulo, ¿Verdad?.

En alguna de estas ferias hemos coincidido con nuestros colegas de Brew & Roll, que hasta de forma explícita llevan de la mano cerveza y rock. Cerveceros navarros jóvenes, pero que de la mano de Javi Zornoza, su maestro cervecero, han conseguido sus creaciones cerveceras tengan muy alta estima en los paladares cerveceros. Siempre que nos veíamos sobrevolaba la idea de realizar una colaboración juntos, pero quedaba a la espera de encontrar un buen motivo para hacerla.

(foto con -zornoza en alguna feria, si tenemos)

Y vaya si apareció. Como si de una señal del cielo se tratara, una de las leyendas del heavy metal en castellano volvía a reunirse, tras unos años en el dique seco, nada más y nada menos que Koma. Con la vuelta de los navarros a los escenarios pensamos en que podríamos celebrar tan feliz noticia creando juntos una cerveza en su homenaje. La propuesta también gustó al grupo, así que… 

¡Manos a la obra!

KOMA vuelve a los escenarios

            Koma, para los que no los conozcáis, son uno de los grupos de heavy metal más representativos del panorama nacional. Con un estilo contundente y transgresor irrumpieron a mediados de los 90 como elefante en cacharrería. Sus letras, ácidas y reivindicativas no dejan títere con cabeza y a pesar de no estar en la agenda “mainstream” no dejaron de llenar aforos hasta su retirada en 2012. Una ausencia que nos dejo huérfanos a muchos, pero que por fortuna no sería muy prolongada. En 2018 anunciaban con estruendo que “La fiera nunca duerme”, como mucho una siestecilla, y volvían a revolucionar las salas con una nueva gira y nuevo disco, con sus grandes éxitos regrabados (con colaboraciones de cracks como Evaristo o Fortu)  para deleite de la afición.

KOMA en la actualidad. ¡Los años pasan despacio!

Dark Lager. La cerveza.

Asi pues, con todos estos ingredientes llegamos con ilusión al diseño de la receta. Se unían la motivación por llevar a cabo el proyecto con la responsabilidad de reflejar en una cerveza de calidad el espíritu del grupo con la firma de las dos microcerveceras. Horas y horas de audiciones combinadas con prolongadas catas (tímpanos y esófago al servicio de la causa) culminaban con una selección e maltas, lúpulos y levaduras que habrían de ser la base para nuestro nuevos estilo.

            El objetivo era una cerveza oscura, con maltas base europeas combinadas con otras más coloreadas y unos lúpulos nobles a los que una levadura lager de perfil de fermentación limpio daría el toque deseado. Un estilo con matices de International Dark Lager y de Czech Dark Lager entre otros, al que bautizamos como Txorrapelada´s Dark Lager. No os dejará indiferentes, una etiqueta llamativa,  el contraste entre el color y sabores y aromas, su espuma aterciopelada… No os doy más pistas, os toca probarla.

            Se recomienda catar tras llegar del curro, en el sofá, tras descalzarse, con un temazo a todo volumen en el reproductor musical de turno y bien refrigerada. Ufffff. Y si esto es guerra que dure.  Como los mismos Koma ya profetizaron… ¡Lo nuestro siempre fue el heavy metal!  ¡Salud!

¡Sé donde bebes!