Barcelona Beer Festival 2017 – Cerveza Rondadora

Viernes 24 de Marzo de 2017

El viernes  tocaba madrugón. Pedidos, muestras, equipaje, etc. Pero la ilusión de acudir al Barcelona Beer Festival (BBF) mantenía los niveles de adrenalina muy altos. Tras un viaje en coche en el que planificábamos nuestras próximas 72 horas, llegábamos a L’Hospitalet de Llobregat a las 11 a.m., La Farga estaba a punto para el evento, pabellón grande para refugiarnos de la lluvia que amenazaba.

En este punto comienza la acción, en la parte central se encontraba un paseillo de stands ocupados por proveedores; lúpulos, maltas, barriles, equipos de elaboración… maravillas técnicas que nos hacían babear cual Homer Simpson, vamos que entrabas por una punta y por la otra salías con una fábrica de cerveza en pleno funcionamiento. También unos cuantos distribuidores especializados contaban con su propio stand así que aprovechamos la ocasión para contactar con ellos. En un altillo (bastante grande) había varias salas en las que se impartían charlas para profesionales del sector. Unos cuantos puestos de comida estaban dispuestos a acompañar los más de 90 grifos de cerveza, así que paramos a reponer fuerzas ¡y probar la primera cerveza!

Tras el descanso para comer, nos esperaban más charlas técnicas, sobre instalación de cañeros, impuestos especiales, y más temas relacionados con el gremio. Aguantábamos hasta las 18:30 h, momento en el que nos dirigimos a la factoría de Edge Brewing, dónde estábamos invitados a un ágape y degustación de sus cervezas (muy recomendable probarlas) junto a más profesionales del sector. Entre ellos coincidimos con La Marina (Blanes) que ya conocíamos, aunque no personalmente. Conocimos a los murcianos de Cerveza Mutacho, a los húngaros de MONYO Brewing Co. y a otros profesionales del sector. También tuvimos el placer de charlar con Jose Miguel, un apasionado del mundo cervecero que nos transmite su visión del sector a través del blog Crónicas Cerveceras. En resumen, una divertida e interesante jornada para inaugurar el BBF 2017.

Bonita fábrica la de Edge.

Sábado 25 de Marzo de 2017

El sábado por la mañana fué algo más relajado, acudimos a culturizarnos y probar algunos estilos que no se ven todos los días. Teníamos una cita con nuestros amigos de Pirineu en Boca (Carrer Girona, Barcelona) que nos esperaban a mesa puesta. Si vives en Barcelona y te gusta el Pirineo, ya tienes algo que hacer: visitarlos. Es una tienda-carnicería en la que también puedes degustar todos los productos que tienen a la venta; mieles, vinos, carnes (entre ellas Latón de La Fueva), mermeladas… ¡y por supuesto Rondadora!

Pirineu en Boca en Barcelona
Comimos “como generales”

Por la tarde volvimos a La Farga, numerosas cervezas nos esperaban en el BBF. Mucha IPA, fruitbeers, sours…infinidad de estilos en continua rotación en los casi 100 grifos. A media tarde llegaba el momento de saber los resultados del Barcelona Beer Challenge, concurso integrado en el festival que premio las tres mejores cervezas (con una calidad mínima para cada medalla) de cada uno de los 34 estilos que contempla el BJCP (Beer Jutge Certification Program). Habíamos presentado Rondadora Blanca en el estilo American wheat y Tronzadora en el estilo Amber Lager, ¡y Rondadora fue premiada con bronce!

Alejandro, Miguel, Gonzalo y Victor. Faltaban los hermanos Brun.
La sala de entrega de premios estaba abarrotada de cerveceros y medios de comunicación

Así que a celebrar el galardón con unas cañitas más, hubieran caido igualmente pero bueno, más justificadas si cabe. Pasadas las 21h, nos llega la notificación de que Rondadora ha sido pinchada en el grifo 15, así que nos acercamos a comprobar que todo fuera bien y que saliera como tenía que salir, dimos nuestra aprobación y charlamos con alguno de los que la degustaron.

En la pizarra se puede ver qué cerveza hay en cada uno de los grifos.

Domingo 26

El domingo ya nos lo tomamos con más calma, tras dos días chupando cervezas en la urbe y comiendo como cerdos el cuerpo pedía ensalada y verduretas. Todavía nos quedaba una reunión con un cervecero sin fábrica, de los que ahora se conocen como “nómadas” o “gipsy brewers”, quién sabe, quizás salga una colaboración. ¡Habrá que estudiarlo!

El domingo por la mañana la asistencia fue más controlada. A la derecha se pueden ver 60 de los 90 grifos que había.

Tras un fin de semana repleto de trabajo, cerveza y buena gente, volvemos con fuerzas para afrontar un lunes de resaca. Venimos muy contentos con el bronce, aunque nuestro mayor premio no es ese, ¡eres tú!

Pd: espero verte el año que viene en este evento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *